Valores monásticos

VALORES MONÁSTICOS

BÚSQUEDA DE DIOS

Los que me comen tendrán más hambre”. Esta palabra se puede referir también al mundo futuro porque hay en la plenitud eterna una especie de hambre que no procede de la necesidad sino de la felicidad… La satisfacción en el cielo no conoce hartura ni el deseo conoce la ansiedad. Cristo, admirable en su belleza, es siempre deseado, “los mismos ángeles le desean contemplar.” (cf 1P 1,12) Así, pues, al mismo tiempo que poseeremos lo desearemos; teniéndole lo buscaremos, según está escrito: “buscad su rostro sin descanso” (Sal 105,4) En efecto, siempre buscamos a Aquel que amamos para estar con él para siempre.

san bernardo

LA ALABANZA

La miel se esconde en la cera y la devoción en la letra. La letra mata, cuando se traga sin el condimento del Espíritu. Pero si cuantas llevado por el Espíritu, como dice la apóstol, si salmodias con la mente, también tú experimentarás que verdad es aquello que dijo JESÚS: las palabras que yo os he dicho son espíritu y vida e igualmente lo que nos confía la sabiduría: mi Espíritu es más dulce que la miel.

Es grata a los ojos de Nuestro Rey la santidad de los que salmodian, la fortaleza de los continentes y la pureza de los contemplativos.

El que me ofrece un sacrificio de alabanza ese me honra.

SOLEDAD

¡Oh alma santa!, permanece solitaria y resérvate exclusivamente para el Señor, a quien has elegido para ti entre todos. Huye de las gentes. Aléjate, pues, pero con el corazón, no corporalmente; con tu intención, con tu devoción, con tu espíritu. El Santo Ungido del Señor, tu aliento, busca la soledad de tu espíritu, no la del cuerpo, aunque a ratos no está mal, en especial durante la oración. El Señor te ha mandado cómo debes cumplirlo; Tú, cuando quieras rezar, métete en tu cuarto, echa la llave y ora.

Por lo demás sólo te exige la soledad del corazón y del espíritu. Estarás solo si no piensas en torpezas, si no te afecta lo presente, si desprecias lo que angustia a muchos, si te aburre lo que todos desean, si evitas toda discusión, si no te impresionan las desgracias, si no recuerdas las injurias.

Líbrate únicamente de ocuparte en vidas ajenas como juez temerario, o como espía curioso. Aunque sorprendas a alguien en la mayor atrocidad, no juzgues a tu prójimo, más bien excúsalo. Si no puedes excusar su acción, excusa su intención, piensa que ha sido por ignorancia, por sorpresa o por debilidad. Cuando la certeza haga imposible toda excusa, amonéstate a ti mismo y haz esta reflexión; “Ha sido una tentación muy fuerte. ¿ que habría hecho yo, si hubiera sido tan violenta conmigo?”.

PUREZA

Continencia es templanza. Santidad sinónimo de pureza o continencia. Esta es la voluntad de Dios, vuestra santificación, que sepa cada uno de vosotros poseer su propio cuerpo en santificación, sin pasión de concupiscencia. Que no nos llamo Dios para la impureza, sino para vivir en santidad.

Tarifas

Entrada general: 3€
Menores de 18 años: 2€

DIRECCIÓN Y CONTACTO
Museo de San Joaquín y Santa Ana
Plaza de Santa Ana 4
47001 Valladolid
Tel.: 983 357 672
Reservas: 902 500 493
Enviar correo electrónico
Más información de contacto
Horario del Museo:
De lunes a domingo,
10 a 14 h. y 17 a 20.30 h.
Festivos ABIERTO
Martes CERRADO por descanso
EN SEMANA SANTA LA IGLESIA ABRIRÁ AL PÚBLICO: Consultar horarios (normalmente tardes)