El joven artista Miguel Angel Castrillo Fernández expone por primera vez parte de su obra en una sala de nuestro museo.
La muestra toca el corazón del artista que en sus pinceles retrata lo mas querido por el. Como en una espiritualidad retrata la relación materno filial, la fragilidad humana los golpes de la enfermedad, la indefensión y el acompañamiento.
Es una muestra llena de color en todo su conjunto.
Representa un alivio para el autor superar los problemas de la vida permaneciendo unido a su obra.
Os invitamos a que la visitéis.

¡Compártelo!